Ruta Arboleda Singular "Pinar de la Vidriera"Publicado por la Junta Andalucía

Este sendero nos llevará hasta una de las zonas más altas del Pinar de la Vidriera; la conocida como umbría de los Aserradores y su mirador homónimo, situado a 1.775 metros de altitud. Duración: 4,5 km. Tiempo estimado: 2 horas. Dificultad: Baja. Cómo llegar: se accede por la carretera A-317 que une las localidades de Puebla de don Fadrique con Santiago-Pontones, en PK-66.

Mirador del Aserrador

Este privilegiado enclave es uno de los mejores balcones del Pinar de la Vidriera; desde aquí podemos contemplar con el morro del Aserrador a nuestra espalda, la loma de Huesa (1.824 m) al Este; la loma de Gandía (1.565 m) al Noreste; los montes de Albacete y Castilla - La Mancha al Norte; y la loma de Prado Puerco (1.558 m) y el cerro de Juan Tomás (1.743 m), como fronteras con el límite del Parque Natural Sierras de Cazorla, Segura y las villas, al Oeste.

Ruta Arboleda Singular

Caminando entre pinos y encinas, muchos de ellos centenarios, llegaremos al enclave de la Arboleda Singular, catalogado así por los excepcionales ejemplares de mostajos que se hallan en la zona. La primavera y en especial el otoño, cuando mostajos y arces tiñen el paisaje de rojo y dorado, serán las épocas más indicadas para realizar esta excursión.

Encinares

Nuestro camino comienza desde el cercano edificio de la Vidriera, construido en 1.620 por el Duque de Alba, al pie de un enorme pino centenario, presagio de la excepcional arboleda que encontremos más adelante. La primera parte de nuestro recorrido atraviesa un denso pinar que, a medida que ascendemos, irá perdiendo protagonismo para dejar paso a encinas y sabinas rastreras. De esta manera, podremos observar cómo la vegetación se adapta progresivamente a las condiciones de frío y altitud.

Pino Laricio centenarios

En esta zona es frecuente encontrarse con grandes rebaños de ovejas y así lo atestigua el abrevadero existente en un amplio llano, donde se entrecruzan varios carriles forestales y donde nuestro camino coincide con el recorrido de Loma de Gandía. Dejando atrás dicho cruce para continuar a la derecha en sentido ascendente, llegaremos hasta el desvío que nos conducirá a las inmediaciones del Barranco de Tovilla y la Arboleda Singular.

Mostajo

Continuando hacia la derecha, pero esta vez en sentido descendente, podremos observar ante nosotros el espectáculo de enormes pinos centenarios que se encaraman en las paredes rocosas del Morro del Aserrador, a casi 2.000 metros de altura, mientras que a poca distancia, llegaremos al cruce con la vereda que asciende desde el Barranco de Tovilla y que más tarde será el camino final del bucle que realizaremos alrededor de la Arboleda Singular. Desde aquí seguiremos de frente para toparnos, a escasos metros, con un grupo de encinas centenarias, entre las que destaca un enorme ejemplar a la izquierda del camino.

Fuente de Aserradores

Tras rebasar el cercano Barranco de Tovilla, divisaremos en su cabecera la Fuente de Aserradores, coordenadas UTM (ETRS89): X: 540143.14  Y: 4209911.089   Huso: 30 Altitud: 1680 metros, e identificada hoy como un abrevadero de pilas metálicas, cuyas aguas subterráneas proceden de la Sierra de Guillimona-. Comenzaremos un suave ascenso por la denominada umbría de los Aserradores, donde la vegetación está perfectamente adaptada al terreno y los rigores invernales, por lo que rosas silvestres, piornos y sabinas rastreras encuentran su lugar ideal junto a mostajos, auténticos protagonistas de este enclave que, por sus excepcionales características, lo han hecho valedero de la denominación de Arboleda Singular.
Culminando el ascenso por la umbría de los Aserradores nos encontraremos con un enorme ejemplar de pino albar, indicador inequívoco que nos anunciará el final de la subida y la cercana presencia del mirador del Aserrador, a escasos metros hacia la derecha.

Ruta por la Arboleda Singular

Desde el mirador, sólo nos queda descender por una cómoda vereda entre sabinas rastreras, encinas y arces hasta el lecho del Barranco de Tovilla, que cruzaremos por segunda y última vez junto a unos pequeños abrevaderos antes de iniciar la subida que nos conducirá al ya conocido carril principal, fin de este bucle alrededor de la Arboleda Singular y de la ruta. En nuestro camino de vuelta a la Vidriera podremos volver a contemplar, desde la lejanía, esta singular arboleda; panorámica privilegiada que alberga buena parte de los ricos valores naturales y paisajísticos del Pinar de la Vidriera.

Copyright @ 2009 Portal Comarca de Huéscar. Todos los derechos reservados.